CIDH emite su informe: “Hacía el cierre de Guantánamo”

16 de noviembre de 2016

Por: Alejandro Sanabria- Monitor CIPC


En su más reciente informe sobre la situación de los internos en la cárcel de Guantánamo, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos- CIDH, manifestó la necesidad de avanzar en el cierre definitivo de esta y en la liberación inmediata de las personas recluidas allí, quienes en muchos casos no han sido juzgados en un proceso legítimo y sin violación a su derecho a la defensa. (Lea: Estas son las tres peores cárceles de América)

 

En el informe, que lleva como nombre “Hacía el cierre del Guantánamo”, se escribieron 100 páginas de críticas y referencias que están dirigidas hacía el reconocimiento del error que cometió el gobierno estadounidense al abrir este centro penitenciario. Se refieren incluso las palabras del actual presidente de EEUU, Barack Obama, quien afirmó que esta cárcel se ha convertido en “símbolo de unos Estados Unidos que menosprecian el Estado de Derecho”.

 

Denuncia la CIDH que desde que se abrió esta prisión, luego de los acontecimientos del 11 de septiembre de 2001, y en el marco de la ley patriota (USA Patriot Act) de octubre de 2001, han pasado por esta, aproximadamente, 779 personas de las cuales 116 aún se encuentran privadas de la libertad.

 

El informe establece que, desde su apertura, hubo irregularidades. Algunos de los datos más reveladores son que dentro de los internos al menos 22 personas eran niños o adolescentes, 23 personas trataron de suicidarse y 9 murieron durante el arresto. También reveló el informe que más del 90% de los reclusos no fue capturado en combate sino que fueron entregados o vendidos a Washington a cambio de una recompensa.

 

La CIDH estableció que desde que ha estado abierta esta prisión, el gobierno de EEUU ha perpetrado al menos 6 violaciones a los derechos humanos de los internos, las cuales comprenden entre otras: tortura, detención indefinida y ausencia al debido proceso. Se trata de 13 años de arbitrariedades estatales sin ningún tipo de control ni vigilancia.

 

De igual forma, la CIDH afirma que el gobierno ha ideado un esquema discriminatorio cuya operación consiste en detener y condenar a hombres musulmanes extranjeros, de lo cual se podría inferir que el centro de reclusión solo está diseñado para cierto grupo de personas en razón de su etnia, nacionalidad o religión. De probarse lo anterior, se evidenciaría una violación sistemática a los derechos humanos con base en el principio de igualdad.

 

La CIDH reitera su constante presión al gobierno estadounidense, instando al cierre definitivo de Guantánamo. La Corte ha sido uno de los primeros organismos que han desplegado diversas herramientas para proteger los derechos humanos de las personas allí internas.

 

Al final, el crítico informe incluye una serie de recomendaciones y sugerencias para el gobierno estadounidense. Además reitera la necesidad de liberar a los detenidos que aún no han sido judicializados ni han pasado por un proceso legítimo y justo ante cortes federales, que son las que tienen la competencia para condenarlos o absolverlos. (También le puede interesar: Segundo informe comisión seguimiento T – 388 de 2013)

 


Lea el informe de la CIDH aquí


Deja un comentario