Grandes obras de la literatura que nacieron en prisión

17 de agosto de 2017

Por: Ana María Malagón - Monitora CIPC


“El arte es una imitación, diferente según el material que se utiliza; la literatura es imitación por el lenguaje, así como la pintura es imitación por la imagen. Específicamente, no es cualquier imitación, porque no se imitan las cosas reales sino las ficticias, que no necesitan haber existido” Todorov 1967.

 

El 26 de octubre de 1963, fue recluido en una prisión de las Guyanas Francesas, el escritor y poeta Henri Charrière por el asesinato a un proxeneta, que el escritor negó haber cometido. De esta situación de su vida surgió la novela autobiográfica Papillon, una narrativa que cuenta la historia de Charrière y sus travesías para escapar de la prisión.

 

La literatura sin duda ha sido una compañera de la realidad, o al menos, de cómo plasmarla, la obra de Charrière no sólo narra las experiencias para escapar de la cárcel y los deseos de libertad, sino los tratos a los que son sujetos los prisioneros y las relaciones al interior de la cárcel. (Lea: Johnny Cash, canciones desde la prisión)

 

La cárcel ha sido escenario de construcción de diversas narrativas, entre ellas, la famosa obra El Quijote de la Mancha, escrita por Miguel de Cervantes Saavedra, estando en prisión. Chavatiarii ha dicho que La tensión entre la libertad y el cautiverio ha provocado avances creativos inesperados (Ciabattari, 2014).

 

Pero aún antes, en 1485, Sir Thomas Malory escribió desde la cárcel “la muerte de Arturo”, un compilado referente a los relatos de tradición oral inglesa, las tan conocidas e inspiradoras narraciones sobre un joven valiente y noble que logra ser rey. Allí, la magia y los valores construyen de él un personaje vigente y representativo de la literatura clásica.

 

Estas obras junto a las de Dostoievsky, quien también tuvo un paso por la prisión, mediante reflexiones profundamente psicológicas que llevan a momentos de tensión entre la libertad y la naturaleza humana, logran transmitir la sensación del encierro, el desespero, así como de lo irracional y lo racional en el ser. Todas ellas acuden al llamado de la libertad humana, y manifiestan cómo aunque los autores se encontraban presos y privados de la libertad corporal, sus narraciones evadieron el cautiverio, y siendo ajenas a él representan y construyen eslabones ineludibles de la literatura universal. (También le puede interesar: Cárcel y arte)

 

Bibliografía

 

●     Ciabattari Jane (2014), Los Grandes escritores que se han inspirado en la cárcel. BBC. Disponible en : http://www.bbc.com/mundo/noticias/2014/04/140410_vert_cul_escritores_tras_rejas_yv

●     Todorov, Tzvetan (1967) Littérature et signification. Paris: Larousse

●     Charièrre, Henri, (2011)  Papillon. Barcelona: RBA Libros.

 


Deja un comentario