Grupo de Teatro de la Modelo “Abrakadabra”, un proyecto para la libertad. Luis Alberto Melo Porras.

3 de octubre de 2018

Por: Luis Melo, Monitor del CIPC


Este ejercicio del arte dramático retrata cómo se encuentran las circunstancias de los acusados y condenados en Colombia, pero de manera más importante, condensa la versión que cada actor, como víctima de la cárcel, tiene sobre su realidad

Quiero relatar dentro de este escrito tanto la trayectoria del grupo de teatro “Abrakadabra” como mi experiencia personal en una de sus obras. Esbozaré cuál es su origen, su motivación y cuales han sido sus logros. Luego me detendré en el desarrollo de su última representación teatral, para compartir sus mensajes, reflexiones y enseñanzas. Finalmente, plantearé mis conclusiones frente al impacto que este proyecto ha tenido tanto en la sociedad como en los mismos internos.

 

“Abrakadabra” es una comunidad de arte conformada por internos de la Cárcel Modelo de Bogotá.  Desde su fundación en el 2011, bajo la dirección del interno Adrián Cardona, este grupo ha realizado varias presentaciones dentro y fuera de la cárcel, permitiendo vivir esta experiencia a más de 60 internos, los cuales han hecho parte de la exhibición de obras como “Suicidio”, “Galería de Crímenes” y “LGTBI”.

 

La búsqueda de la emancipación de sus miembros es la principal motivación de este proyecto artístico. Así lo señala su director Adrián, al afirmar que “la verdad se encuentra en el teatro” y que los participantes “buscando la verdad, buscan también la libertad”, sugiriendo así el carácter del teatro como herramienta de liberación. Los propios miembros del proyecto dicen que han dejado de percibirse como simples presos para llegar a verse como artistas integrados en la sociedad.

 

En el camino de liberación del grupo “Abrakadabra”, se ha impulsado una alternativa al teatro con la ayuda del Proyecto “La Cuarenta” de la Universidad de los Andes y la Comunidad Internacional de la Cruz Roja.  Esta alternativa consistió en la impresión de más de 7.000 foto novelas, las cuales han tenido una amplia difusión entre los internos de la Modelo y la Picota. Dentro de las tres novelas gráficas realizadas hasta ahora (Los Clasificados, Los Derechos de Adriana y Libertad a Domicilio), resalta como una de las finalidades más importantes la instrucción de los internos sobre sus derechos de una manera práctica y cómica, con la utilización de un lenguaje común y cercano. Los materiales no sólo enseñan con sus historias sino que también incluyen elementos informativos como plantillas de derechos de petición, tutelas y denuncias penales, con la intención de otorgarle a los internos una manera expedita para defender sus derechos.

 

El martes 25 de septiembre fui a la presentación del grupo “Abrakadabra” como parte de la conmemoración de los cincuenta años de la Facultad de Derecho de la Universidad de los Andes. Esta función se realizó en el auditorio Lleras de la misma universidad, siendo ésta la cuarta vez que se acoge tal evento. La Obra no tuvo título ya que se buscaba que los mismos espectadores, luego de reflexionar sobre lo que habían visto, se lo otorgaran. Los autores de la obra fueron los mismos privados de la libertad bajo la dirección de Adrián Cardona y la asistencia del Departamento de Arte y la Facultad de Derecho de Los Andes. Faltando diez minutos para el inicio de la obra el auditorio se encontraba casi vacío, éste sólo contaba con la presencia de los funcionarios del INPEC, los familiares de los internos, los estudiantes y profesores de la Universidad. Luego de unos minutos la gente empezó a llenar casi todos los espacios disponibles, aumentando cada vez más la expectativa. Mientras esto ocurría los empleados del INPEC observaban con sorprendente amabilidad a los presos que preparaban su función y se disponían a iniciar su interpretación.

 

La obra desde el inicio planteó la clásica antítesis entre el bien y el mal, estas ideas fueron personificadas en el demonio y el personaje del “espíritu de la navidad”. Con la intención de darle un toque cinematográfico a la escenificación en la parte introductoria de la tragicomedia, se citó la escena de la película “El Abogado del Diablo”, donde Satanás dice: “Vanidad, mi pecado favorito.” y luego empieza a reírse maquiavélicamente. Luego de esta frase empezó a sonar “Paint it, Black” de los Rolling Stones, canción que también fue utilizada al final de la película referida.

 

Luego de estas peculiares referencias cinematográficas se da ruedo a la historia. Por un lado, el demonio se empecina en dañarle la vida a John Lalinde, el personaje principal. Para lograr su cometido manipula todas las instituciones del país dando como resultado una justicia corrupta, ineficiente y prejuiciosa, unos medios de comunicación mentirosos, una sociedad sentenciadora, una cárcel pervertidora que destruye las relaciones familiares y una política criminal que ve en el punitivismo la única solución. Por otro lado, el “espíritu de la navidad” interviene en dos momentos críticos. El primero cuando John intenta suicidarse en la cárcel y el segundo cuando la familia de John se empieza a desestabilizar. Ambas problemáticas las soluciona infundiendo en los corazones de estos personajes amor por la familia, esperanza en la justicia y sabiduría. Gracias a su intervención, el hijo de John decide convertirse en abogado y por la fe que le tiene a la justicia logra obtener la libertad de su padre.

 

Al finalizar la obra después de una larga oleada de aplausos, Alexander Pescador uno de los actores, dedicó unas sabias palabras sobre la sociedad y su tendencia normalizadora. Citó ejemplos de personalidades de todos los ámbitos, como los Beatles, J.K Rowling y Albert Einstein, los cuales en principio no fueron aceptados por la sociedad, pero pasaron de ser gente ordinaria a convertirse en gente extraordinaria. Señaló que la pasión, el profesionalismo y la ética que le imprimen los seres humanos a lo que hacen es lo que termina haciéndolos extraordinarios y lo que le da propósito a su vida. Concluyó proponiendo la importancia de que los profesionales del presente escuchen antes de juzgar e intenten comprender la realidad como una concurrencia de diferentes historias con ángulos diferentes, que merecen ser analizadas con igual respeto.

 

Este ejercicio del arte dramático retrata cómo se encuentran las circunstancias de los acusados y condenados en Colombia, pero de manera más importante, condensa la versión que cada actor, como víctima de la cárcel, tiene sobre su realidad. “Abrakadabra” por un lado, nos enseña que la esperanza en Colombia debe mantenerse intacta, pero por otro, nos recuerda con sus irónicas críticas, que los obstáculos que impiden cambiar nuestra política criminal, aún son muchos. Este proyecto además de cumplir una función de crítica hacia las instituciones de la sociedad, ayuda a la reinserción de los presos. El teatro se convierte para los cautivos en una alternativa al crimen, en una forma de borrar los estigmas que la misma sociedad les ha dejado. “Abrakadabra” se muestra como una brillante iniciativa que cultiva la esperanza en el futuro abordando sarcásticamente el presente. Se renueva la identidad de sus actores mostrándolos como artistas que dramatizan historias para abandonar la sombra del crimen.

 

Referencias.

https://www.youtube.com/watch?v=QzOumr3Y-ok  “Abrakadabra: el teatro más allá de los barrotes” 21 de marzo de 2017. Cero Setenta.

www.pacifista.co/presos-teatro-carcel-modelo/ “Abrakadabra, el teatro que nos habla desde la cárcel Modelo”.

https://grupodeprisiones.uniandes.edu.co/images/FotonovelaLibertaddomicilio.pdf Foto Novela Libertad a Domicilio. Proyecto La Cuarenta y “Abrakadabra”.

https://grupodeprisiones.uniandes.edu.co/images/MediaPrisiones2018/Publicaciones/Fotonovela-La-40-3-Los-clasificados.pdf  Foto Novela Los Clasificados. Proyecto La Cuarenta y “Abrakadabra”.

http://la40.com.co/wp-content/uploads/2017/06/Fotonovela-La-Cuarenta-2-1.pdf Foto Novela Los Derechos de Adriana. Proyecto La Cuarenta y “Abrakadabra”.

https://www.youtube.com/watch?v=yXJFj79G3LQ “Momentos de libertad con ABRAKADABRA”


Deja un comentario