Lubianka: la cárcel de los poetas

22 de marzo de 2017

Por: Camila Losada - Monitora CIPC. Estudiante de Derecho 3er año


El edificio conocido como Lubianka, fue construido en 1898 en Moscú. Hasta 1917 fue la sede de una compañía de seguros que el Gobierno revolucionario convirtió en sede de la Cheka, policía del nuevo régimen, y en una nueva cárcel.

Con la ascensión de Stalin al poder, se les empezó a exigir a los escritores, cineastas, pintores y músicos producir contenido al servicio del Estado.

En 1937 empezó la gran represión contra los escritores. La persecución operaba así: los agentes de la Cheka llegaban a la casa del “sospechoso” y lo llevaban a la cárcel. Una vez allí, se les hacía un primer interrogatorio en el que se les acusaba de conspirar contra el Estado. La mayoría de las veces estas acusaciones carecían de razón y se fundamentaban en información falsa y biografías alteradas para borrar cualquier rastro de lealtad al partido, subrayando o inventando disidencias.

Los interrogatorios eran realizados por los agentes de la policía que generalmente no habían concluido sus estudios de secundaria. La falta de escolaridad era promovida por el régimen para que fueran hombres duros y sin escrúpulos, que se limitaran a leer las preguntas sin escuchar respuestas.

Muchos escritores que estuvieron en la cárcel fueron sometidos a torturas y tratos crueles. El edificio albergó el mayor número de escritores acusados de conspirar contra el Estado. En tan solo 4 años fueron acusados más de 2000 escritores, de los cuales, 1500 fueron fusilados.

He aquí algunos de los perseguidos:

Isaak Bábel

Escritor de origen judío perteneciente a la generación de poetas surgidos de la Revolución de Octubre. En un principio, ocupó puestos relevantes al interior del partido y trabajó para la Cheka. Fue sometido a un interrogatorio de 72 horas, torturado y ejecutado en 1940.
Se caracterizaba por sus escritos con un alto contenido crítico y con estilo sarcástico, lo que ya era suficiente para incomodar al régimen. Sus contactos en la Cheka y amigos dentro del partido no le sirvieron para evitar el desenlace de su vida, pues su juicio duró apenas 15 minutos y fue condenado a muerte. Sus familiares no se enteraron de ella sino hasta 15 años después.

Evgenia Ginzburg

Fue una intelectual que hacía parte del Partido Comunista de la Unión Soviética. Esposa de un dirigente del mismo. Fue detenida en 1937, expulsada del partido y condenada a trabajos forzosos en el campo de Kolyma. En él, realizaba trabajos al aire libre que solo se interrumpían en invierno cuando la temperatura descendía hasta los 50º bajo cero. En su obra ‘El vértigo’ describe las situaciones angustiosas que vivió durante esa época.

Ósip Mandelshtam

Uno de los poetas más importantes de Rusia durante el siglo XX. Desterrado en 1934 por escribir un poema en contra de Stalin, en el que lo denominaba ‘asesino’. Cuando regresó a Moscú en 1938 fue condenado a trabajos forzosos. Murió el mismo año mientras trabajaba.
Estos artistas fueron víctimas de una segunda muerte, pues no solo se les encerró, torturó y desapareció durante el régimen sino que se prohibió la publicación y distribución de sus obras.

Cuando la URSS entró en guerra, el gobierno se empezó a ocupar de otros asuntos y la presión sobre los escritores disminuyó, pero el edificio de Lubianka hoy sigue siendo recordado por ser un escenario de torturas, asesinatos y tratos crueles. Como lo decía Ósip Mandelshtam, “en ningún otro sitio se valora tanto la poesía como en Rusia, donde incluso fusilan a la gente por ella”.

 


Fuentes

Escritores que nadie lee

El Correo

El Mundo

Poetry Foundation

El País


Imágen 

Edificio de Lubianka – 4 de junio de 2009. Fotografía tomada por Mark A. Wilson (Departament of Geology, The college of Wooster).


Deja un comentario