Victus: el teatro y la reconciliación.

19 de septiembre de 2017

Por: Ana María Malagón - Monitora CIPC


VICTUS es el nombre con el que se tituló al proyecto de teatro que se ha venido desarrollando desde Casa E Social, en la que se han reunido dieciséis personas entre las que se encuentran víctimas del conflicto armado, exparamilitares, exguerrilleros y exmilitares que hacían parte de la Agencia Colombiana para la Reintegración (ACR).

 

En sus producciones teatrales se desarrollan narrativas que aportan a una historia común que busca trascender de las etiquetas y mostrar las experiencias vividas como recorridos de hombres y mujeres que comparten un país, un territorio y una historia.

 

La obra dirigida por Alejandra Borrero contó con dos fases: VICTUS LA RECONCILIACIÓN y VICTUS II LA MEMORIA. La primera fue un proceso de encuentro entre los participantes; conocer sus historias, sentirse cercanos, ser en grupo, sentir lo común y lo diferente a través de reconocerse en el otro, con ello dar cuenta de las narraciones del conflicto desde las diferentes caras, los diferentes bandos, sentires, y momentos.

 

La segunda obra fue la puesta en escena de diferentes relatos: la historia individual contada de forma grupal; sin decir nombres, sin mostrar caras, sin decir cuál fue la posición en la que se encontraban, si era la historia propia o la de algún compañero, lograron mostrar perspectivas, vivencias, contar, interpretar, ser con el otro, actuar e interiorizar su historia, su dolor… sus esperanzas.

 

La obra que culmina mostrando los anhelos de los actores, sus deseos más comunes, más íntimos, más cotidianos, es un reflejo de que, sin importar el bando en el que se encuentran o se encontraban las personas, y a pesar de las situaciones que les hicieron estar en diferentes lugares de la guerra, se pueden construir memorias en común.

 

Éste ejercicio teatral, no sólo muestra que los caminos de la guerra nos separan, sino que a través de las voces de las personas que hacen parte de ella se puede reconstruir y generar procesos de socialización efectiva con comunidades menos impactadas por el conflicto armado con el fin de sensibilizar y transmitir los mensajes de perdón y reconciliación que se construyen en estas actividades.

 

Las Artes, y entre ellas el teatro, han logrado traducir las emociones y sensaciones, sirviendo como herramienta de reparación en la ley 1448 de 2011, donde ha participado en los procesos de reparación simbólica en la que el teatro ha logrado traducir la reparación en acción política y en una lucha contra el olvido y ha visibilizado cómo el arte en manos de la comunidad representa una de las salidas para el empoderamiento y la sanación.

 

 

Bibliografía
Ministerio de Cultura. (2012). Luchando contra el olvido Investigación sobre la dramaturgia del conflicto. Colombia: Ministerio de Cultura.

 

 

 


Deja un comentario