“Esto tiene arreglo. Cómo y por qué reparamos las cosas”, la nueva exposición del Museo del Oro.

14 de septiembre de 2018

Por: Laura Arévalo, Monitora CIPC


Los invito a que se acerquen al Museo del Oro y reflexionen sobre los lazos con los objetos. Esta es la misma sensación de las víctimas cuando se les han arrebatado a sus seres queridos y surge para ellas la necesidad de encontrar y conservar sus objetos.

El Museo del Oro está presentando en este momento “Esto tiene arreglo. Cómo y por qué reparamos las cosas” una exposición sobre la importancia de los objetos, cómo los reparamos y por qué lo hacemos de acuerdo a los sentimientos que les imprimimos y las huellas que estos dejan en nosotros.

 

La exposición tiene un recorrido histórico que contrasta las diferentes piezas de arte moderno y antiguo que se han creado y conservado a lo largo de la historia y los mecanismos de reparación que se han empleado para lograr seguir usándolos y resguardándolos del paso del tiempo.

 

El trayecto por la exposición nos va mostrando las razones por las que se arreglan los objetos: primero, como parte de su conservación; segundo, para transmitirlos de generación en generación, tanto para su uso, como para mantener viva la memoria; y finalmente, debido al valor que representan para cada uno de nosotros individual o colectivamente.

 

Los interrogantes acerca de si se deben destruir o reparar las cosas surgen a partir de las circunstancias en que cada grupo concibe su significado, las dinámicas en las que se desarrollan y cimientan las emociones que llevan a darle un valor a los objetos y la pregunta de qué pasa cuando se rompe el nexo que se tiene con ellos.

 

A simple vista se podría creer que la exposición se refiere exclusivamente a la manera en que la humanidad ha conservado y conserva cualquier infinidad y clases de objetos, pero ella se da en el marco de la inauguración de la exposición con ocasión del Día Internacional de las Víctimas de Desaparición Forzada del pasado 30 de agosto, la cual tuvo la participación de varios grupos de familiares víctimas de este atroz delito, quienes quisieron demostrar la importancia de la reparación, no solo a través del arte, sino también a través de la reparación de objetos cargados de significados gracias al vínculo creado con ellos o el lazo con las personas que los poseen o los poseían.

 

Dentro de la exposición entonces, se creó un espacio para que las víctimas depositaran los objetos que para ellos tienen y tuvieron significado y valor, ya sea porque fueron propiedad de sus familiares desaparecidos o porque ellos los crearon y repararon para conservar en la memoria a sus seres queridos.

 

Sin querer relatar toda la exposición, y las valiosas perspectivas que brinda para temas tan complejos como los duelos y construcciones sociales por la comisión de delitos de lesa humanidad, los invito a que se acerquen al Museo del Oro y se tomen el tiempo de reflexionar sobre cómo ustedes construyen huellas y lazos con los objetos y cómo a partir de ellos sienten la necesidad de repararlos y conservarlos, porque esta misma sensación la tienen las víctimas cuando se les han arrebatado a sus seres queridos y surge para ellas la necesidad de encontrar y conservar los objetos de esas personas para tener consigo una cercanía simbólica.

 

La exposición estará disponible hasta el 16 de septiembre en el Museo del Oro; de martes a sábado de 09:00 a. m. a 06:00 p. m. y domingos y festivos de 10:00 a. m. a 04:00 p. m. La entrada tiene un valor de cuatro mil pesos.

 

Más información

http://www.banrepcultural.org/bogota/contenido/esto-tiene-arreglo


Deja un comentario