Entérese
14 de diciembre de 2016

Internos “extraditables” de la cárcel la Picota, en huelga de hambre por sistemáticas violaciones a los derechos humanos.

La crisis en materia de sanidad detonó la huelga de hambre que protagonizan más de 150 internos de la cárcel La Picota.

Por: Diana Tarapues - Monitora CIPC

 

La constante violación a los derechos humanos que viven quienes esperan la extradición en la cárcel “La Picota” en Bogotá llevó a la joven mujer, a realizar una solicitud por medio de social change.org, una herramienta para apoyar causas sociales por medio del internet. La solicitud llega a todos los rincones del mundo para que quienes se sensibilicen con esta situación la firmen virtualmente y pueda llevar la misma a instancias mayores como la Corte Interamericana de Derechos Humanos. Todo esto, mientras continúa la huelga de hambre protagonizada por más de 150 internos extraditables en esta cárcel, quienes denuncian violaciones sistemáticas a los derechos humanos, en particular en materia alimentaria y de salud.

La mujer que activó la solicitud es colombiana y vive y estudia en Alemania. Inconforme con lo que está sucediendo en La Picota, busca por medio de esta petición mejorar las condiciones de vida de personas con quienes tiene un vínculo personal “estoy haciendo esto es porque una persona muy allegada a mí, esta lastimosamente ahí dentro siendo parte de lo que se describe en la petición”. El texto de la petición es el siguiente:

“La ley prevé que cualquier recluso, sea cual sea su estrato o condición social, tiene derecho a cumplir su condena en condiciones dignas. Desafortunadamente, en Colombia; y en este caso, en los patios 12 y 16 de los extraditables en la cárcel nacional “LA PICOTA” de Bogotá la realidad es muy distinta, la ineficacia de las normas es evidente y la vulneración de derechos humanos constante: sometimiento a tratos inhumanos, maltrato físico-psicológico,  falta de servicios de salud, falta del líquido vital: el agua, comida en condiciones no aptas para su consumo, violación de los derechos de los niños a ver a sus padres, condiciones indignas para la visita conyugal y familiar, falta de programas de resocialización, omisión al derecho de recreación, y a la hora del sol y descanso.  En muchas ocasiones sólo se alcanza a cubrir el 30% de las necesidades alimenticias de los internos. El desabastecimiento de las condiciones mínimas para atender a los reclusos afecta incluso su comparecencia a los procesos. Las condiciones de salubridad dentro de la cárcel van desde epidemias simples de gripa, hasta casos alarmantes de contagio por hepatitis B y enfermedades virales. La infraestructura carcelaria que dispone hoy el país es la misma de hace varias décadas, por lo que resulta obsoleta en cuanto a su capacidad, especificaciones técnicas y de seguridad, salubridad y ubicación. Solicitamos respetuosa y comedidamente a los entes de control y garantía de los derechos humanos, se sirvan poner todo manejo que esté a su alcance para una verificación de las condiciones en las que los reclusos están cumpliendo su condena. Su salud física y psicológica se ve afectada cuando los dejan en los patios durante horas sin importar las condiciones climáticas, cuando los bajan por las escaleras esposados lo que representa un riesgo para su integridad, cuando les sirven la comida a deshoras. Más de 160 detenidos de los patios 12 y 16 de LA PICOTA iniciaron hace 6 días una huelga de hambre con el fin de ser escuchados y atendidos por parte de los defensores de derechos humanos y evitar así que su salud siga en riesgo.
Nadie puede ser sometido a torturas ni a penas o tratos crueles, inhumanos o degradantes. ¡Toda persona privada de libertad será tratada con el respeto debido a la dignidad inherente al ser humano!
De antemano, muchas gracias por su atención y su apoyo”.

La petición se encuentra alojada aquí

 

Más información sobre la huelga de hambre adelantada en La Picota:

Cerca de 150 internos extraditables de la cárcel La Picota adelantan huelga de hambre

“Ya nos cansamos de aguantar los abusos del Inpec”: presos de cárcel La Picota

En huelga de hambre internos extraditables de la Picota