Entérese
23 de marzo de 2017

La crisis de la cárcel de Bellavista, una de muchas en Colombia

...

Por: Camila Losada - Monitora CIPC. Estudiante de Derecho 3er año

La crisis carcelaria es cada vez más preocupante en Colombia. Hoy el caso es el de la cárcel de Bellavista, ubicada en el municipio de Bello – Antioquia.

Esta cárcel cuenta con un hacinamiento del 283 por cierto. Su capacidad es para 1831 reclusos pero hoy alberga 4997. Las condiciones de salubridad e infraestructura son pésimas. Los reclusos tienen ‘pico y placa’ para dormir y cuando pueden hacerlo, duermen en el suelo, en los baños o en ‘zarzos’.

Uno de los problemas más complejos es el relacionado con la salud. El líder de la Mesa de Derechos Humanos, Jorge Camora, denunció que hay 3500 solicitudes de atención médica urgente represadas. Muchas veces se obliga a los internos a firmar como recibidos medicamentos que nunca les dieron.
Por toda esta situación, el Defensor del Pueblo, Carlos Alfonso Negret, después de visitar la cárcel, radicó ante la Corte Constitucional una petición para el cierre del centro penitenciario. El Defensor solicitó que se trasladara a los reclusos del patio 2 a otras cárceles del país por las malas condiciones de infraestructura.

Una de las causas de esta situación es el cierre y desalojo del patio 5 de la cárcel para su remodelación.
La situación de la cárcel ha tenido impacto también en la labor de la Policía del Área Metropolitana de Medellín. En los centros de detención temporal hay personas desde hace más de 8 meses. A algunos capturados se les concede el beneficio transitorio de casa por cárcel porque no hay lugar en donde alojarlos o simplemente se les deja en libertad.

Otro de los aspectos preocupantes tiene que ver con la capacidad del personal de seguridad. Según el personero delegado para los Derechos Humanos de Medellín, Juan Fernando Gómez, por cada 64 internos, hay solamente un guardián para vigilarlos.

La situación demuestra la necesidad de repensar el sistema carcelario a nivel nacional y de buscar soluciones eficaces y a largo plazo. Nos encontramos frente a la necesidad de construir centros penitenciarios en donde se resocialice verdaderamente al infractor y se respete su dignidad humana.


Fuentes

El Tiempo, 4 enero de 2017

El Tiempo, 4 febrero de 2017

El Tiempo, 4 febrero de 2017

Revista Semana

El Colombiano

Imágen

Imagen: https://pixabay.com/es/humana-derechos-manos-armas-2099066/